Blog

Teletrabajo

publicado a la‎(s)‎ 22 may. 2014 17:04 por Angel Calzadillas   [ actualizado el 10 feb. 2016 21:03 ]

TELETRABAJO
Por: Angel Calzadillas
Noviembre 2008

En 1994 había en Estados Unidos más de 7 millones de telecommuters o teletrabajadores que no tenían que acudir cada día a sus oficinas sino que se conectaban a ellas a través del fax, del teléfono y del correo electrónico. En 2006, según Forbes 22.2 millones de personas trabajaron desde casa o en lugares diferentes a oficinas por lo menos un día a la semana. 

Por el lado de los empleadores, de acuerdo con la organización “World at Work”, 12.4 millones de patrones permitieron que sus trabajadores realizaran parte de su trabajo desde casa o en algún lugar remoto, por lo menos un día al mes en 2006. Esto representó un incremento del 63% sobre las cifras del 2004. 

Con estos números, evidentemente no se trata de una moda. Pero ¿qué es el teletrabajo?, es el reubicar el trabajo hacia los trabajadores en lugar de los trabajadores hacia el lugar de trabajo, en otras palabras se refiere a trabajar desde casa usando las teleecomunicaciones y equipo de cómputo enlazado a la empresa. Gracias a los precios accesibles de computadoras, internet de alta velocidad, se ha facilitado esta forma de trabajo, y la tendencia sigue hacia arriba: la proyección para el 2010 en Estados Unidos es que 100 millones de empleados estarán bajo este esquema, según Dieringer Research Group.

Debido al alza en los precios de gasolina y a la escasez de personal calificado, muchos despachos de contabilidad ubicados en Norteamérica, han descubierto que permitiendo a su personal staff trabajar desde casa varios días a la semana, pueden retener al trabajador, pues se toma como una prestación laboral adicional.

El tema del teletrabajo está presente en varios ámbitos, como en el político, en el que algunos afirman que el teletrabajo es una mejor solución que construir nuevas carreteras. Y no está nada mal el comentario, considerando que el teletrabajo tiene como objetivos el de ahorrar en espacio de oficina, reducir costos de transporte y emisiones contaminantes de vehículos, incrementar la motivación y retención de trabajadores, e incrementar la productividad. Y viéndolo desde otro punto de vista, también puede ser parte de un plan de contingencia para la productividad y el restablecimiento de operaciones en caso de escenarios de desastre.

Grandes empresas como IBM. Microsoft, Sun Microsystems, Procter and Gamble, Cisco, Bank of América, han tenido teletrabajadores desde hace años, por lo menos dos décadas
en algunos casos. Aproximadamente 150,000 teletrabajadores de IBM han reflejado un ahorro para la empresa de más de $50 millones de dólares en el rubro de la utilización de bienes inmuebles: por rentas, adquisiciones, y construcciones de edificios. En cuanto a la productividad de estos teletrabajadores se maneja un índice que va del 10 al 20 por ciento mayor en comparación a los trabajadores de oficina.

En México se afirma que menos del 10 por ciento de las empresas están utilizando las ventajas de las tecnologías de información para permitir que los empleados trabajen desde el hogar o fuera de la oficina. Esta cifra seguramente se atribuye a los falsos mitos del mexicano, quien para trabajar necesita ser vigilado, subordinado, castigado y sometido. Solo en grandes corporativos ubicados en México se impulsa el teletrabajo, pues se orientan hacia el trabajo por objetivos, donde los directores no son cuidadores, sino que se basan en la visión de la empresa. Tomemos en cuenta que existen jefes de área o supervisores de grupos de trabajo, que basan su productividad contando al personal sentado en sus lugares de trabajo. Esto es un problema para el fomento y desarrollo del teletrabajo 

Las personas que tendrán éxito como teletrabajadores, si las condiciones de sus empleadores se los permiten, serán aquellas que lo tomen muy en serio.

Clay Parsons, consejero de carrera y coach de ejecutivos, señala seis tips para empezar en el teletrabajo:

1. Prepararse psicológicamente.- Si se está acostumbrado a trabajar en oficina, el cambio puede ser fuerte. Cuando se vaya a trabajar en la oficina de casa… hay que trabajar.

2. Tomar en serio el trabajo y a uno mismo.- Desde vestirse en forma apropiada cada día, hasta organizar los proyectos como si se estuviera en la oficina. 

3. Evitar el aislamiento.- Es fácil caer en la sensación de estar en una isla desierta, especialmente si se es una persona extrovertida. Una alternativa es asistir a clubes sociales, gimnasio, o socializar con amigos antes y después del trabajo, como se hace en una oficina.

4. Reconocer los éxitos.- Hay que levantar la moral para mantenerse motivado. Es bueno premiarse con festejos por haber roto metas de trabajo, haber concretizado una cuenta con un cliente, etc. Como habitualmente suele hacerse en un ambiente de trabajo en oficina.

5. Mantener el contacto con sus colegas o compañeros.- Es recomendable que se realicen consultas a compañeros de trabajo, existen los medios: teléfono, correo electrónico, video conferencia, chat, no porque geográficamente se esté lejos de ellos debe perderse el contacto.

6. Cuidar su red de contactos.- Una red profesional siempre es útil, sobretodo en periodos económicos inciertos. El teletrabajo hace más fácil esta actividad, pues no depende de un encuentro en persona para saber de alguien.

Tan avanzado está el teletrabajo en países desarrollados que en Estados Unidos, por ejemplo, existen comunidades de teletrabajadores de diferentes profesiones y empresas, que se reúnen en cafés para realizar sus tareas y a la vez tener convivencia. El caso de CooperBricolage (http://coobric.com) es una agrupación de teletrabajadores que cansados de laborar desde su casa buscaron un lugar confortable, social y con ambiente colaborativo para pasar su turno de trabajo, uno o varios días de la semana, en donde además disfrutan de un buen café. Su eslogan es muy evidente: “Salga de su casa. Traiga su laptop. Haga un amigo¨.

Es inevitable que el tema de teletrabajo seguirá posicionándose cada vez más en el mundo, dadas las circunstancias económicas, sociales y ecológicas que nos toca vivir en esta época. 
Las nuevas generaciones deberán prepararse para tener su primer trabajo desde casa, con todas las implicaciones que esto representa para la juventud.

Finalmente, como dice Bill Gates, “el trabajo es lo que se hace, no el lugar a donde se va¨.


Referencias bibliográficas

• Daley, Bill. (2006). Computers are your future (p. 518). New Jersey: Pearson Prentice Hall.

• Elizabeth Garone (29 de abril 2008). How to Make Working At Home Work for You. Wall Street Journal (Eastern Edition), p. D.4. Consultado el 10 de noviembre de 2008, de ABI/INFORM 
Global database. (Document ID: 1469954861).

• Gates, Bill. (1995). Camino al futuro. México: McGraw-Hill.

• Isaac M O'Bannon (Junio 2008). Remotely Speaking. CPA Technology Advisor, 18(3), 12-13. Consultado el 11 de noviembre de 2008, de Accounting & Tax Periodicals database. 
(Document ID: 1498653571).

• Lee Hibbert (Noviembre 2006). Stay at home. Professional Engineering, 19(21), 36. Consultado el 10 de noviembre de 2008, de ABI/INFORM Global database. (Document 
ID: 1183661741).

• ¿Qué es eso de trabajar desde casa? Consultado el 03 de noviembre de 2008, de http://www.trabajardesdecasa.org/

• Save Gas and Office Rent by Co-working. WorkFast TV. Consultado el 14 de noviembre de 2008, de http://www.fastcompany.tv/video/save-gas-and-office-rent-co-working.

• Vivienne Russell (Septiembre 2008). Home working 'is the way forward'. Public Finance, 11. Consultado el 11 de noviembre de 2008, de ABI/INFORM Global database. (Document 
ID: 1579484681).

ESTRATEGIA DE NEGOCIO BASADA EN CONOCIMIENTO

publicado a la‎(s)‎ 19 feb. 2014 19:40 por Angel Calzadillas   [ actualizado el 10 feb. 2016 21:06 ]

ESTRATEGIA DE NEGOCIO BASADA EN CONOCIMIENTO

Por: Angel Calzadillas
2009




El conocimiento es el nuevo campo de batalla de las empresas, los avances empresariales se dan a una velocidad desconocida hasta ahora. El éxito de las empresas en el mercado depende cada vez más del aprendizaje, lo cual hace representarlas como organizaciones inteligentes.


En una empresa que basa su estrategia en conocimiento, tratan de cambiar los individuos de modo que puedan producir resultados que les interese, es decir que logren cosas importantes para ellos, y de esta forma colaboren de manera eficiente con el negocio.


En estas organizaciones de aprendizaje, los ejecutivos son investigadores y diseñadores en lugar de contralores y supervisores.


Para que las empresas enfoquen el conocimiento como apoyo en su estrategia, deben empezar desde sus objetivos y procesos, así como reconocer la necesidad de compartir información entre sus miembros.

En una empresa conviven tres elementos clave: datos, documentos y el trabajo de las personas, los cuales deben gestionarse desde una perspectiva integral y justificada para el conocimiento, sin perder alineación con la perspectiva de negocio.


La finalidad de la gestión del conocimiento en la empresa es mejorar en todo momento la manera en que las personas colaboran y comparten ideas. En este contexto, la recomendación es que se promueva el conocimiento compartido mediante políticas, remuneraciones y proyectos específicos que favorezcan el establecimiento de una cultura de trabajo bajo este esquema.


Indudablemente, la tecnología juega en estos tiempos un papel importante dentro del negocio per se y por lo tanto también en la gestión del conocimiento. Y en este sentido, para asegurar que las herramientas tecnológicas estén siendo utilizadas correctamente debe contestarse lo siguiente:


  • ¿Se tiene un acervo digital en donde se deposita el conocimiento acumulado de la empresa?


  • ¿Los sistemas tecnológicos permiten acceder simultáneamente a datos numéricos y no numéricos?


  • ¿Los empleados, clientes, proveedores, pueden acceder fácilmente al conocimiento que les interesa de la empresa?


La gestión de conocimiento en una empresa, implica tener la capacidad para reaccionar a los imprevistos, buenos o malos. En palabras de Bill Gates: ‘’que vuelen las noticas, y más si son malas”.




REFERENCIAS

  • Cornejo, M.A. (1996). Excelencia Directiva para lograr la productividad. México, D.F.: Editorial Grad.

  • Dearlove, Des. (2000). 10 secretos del éxito, negocios al estilo de Bill Gates. México,D.F.: CECSA.

  • Gates, Bill. (1999). Los negocios en la era digital. México: Plaza & Janés.

  • Ridderstrale, J., Nordstrom, K. (2000). Funky Business. Madrid, España: PEARSON Prentice Hill.

1-2 of 2